Episodio #030 Autogestión y apoyo integral al cliente

Nuestro episodio:

Hablemos de autogestión como la tercera habilidad básica que puede revolucionar tu coaching; así como la escucha enfocada y las preguntas efectivas, se precisan para lograr la transformación del cliente y el logro de sus objetivos, la autogestión será un profundo trabajo interior para asegurar la presencia activa del coach en cada una de las sesiones para apoyar de forma integralmente a su coachee.

En este episodio te presentamos un breve resumen de nuestra conversación que realizamos en la entrega anterior entrevistando al Coach Juan José Alvarado Gutiérrez. Si quieres escuchar la entrevista completa, y aprender de ella, puedes acceder aquí al episodio y síntesis de nuestro episodio 29.

Escucha aquí:

https://www.spreaker.com/episode/41391730

Algunos elementos comentados en el episodio:

En mi experiencia, cuando yo mismo he vivido la falta y la plenitud de la autogestión, me he podido percatar que mi mente suele viajar muy rápido sino tengo una consciencia enfocada de lo que ocurre en mí ante los estímulos (palabras, gestos, o acciones) de mis clientes, por ello te propongo que explores en tu desempeño los siguientes elementos y descubras hacia qué punto viaja tu mente cuanto trabajas una sesión.

  1. Desconexión. Se presenta cuando perdemos el hilo de la conversación, y no sabemos por qué razón el cliente nos expresa ahora cosas que no conectamos o no reconocemos dentro del diálogo reciente. En muchas ocasiones como esta, podríamos decir que hemos abandonado el esfuerzo y hábito del asombro. Deberemos reconectar urgentemente.
  2. Distracción por una emoción o recuerdo. Cuando alguna parte de la vida o expresión de nuestro cliente llama o invoca en nuestra memoria situaciones o contextos similares a lo que nos ha indicado el coachee durante la sesión, fugándose nuestra mente centrando su atención en nosotros mismos y olvidando a quien acompañamos. Deberemos enfocarnos nuevamente en el cliente, ahí debe estar nuestro centro.
  3. Suplantación de la responsabilidad. Cuando la solución aparente desde nuestra perspectiva se “nos atraganta” ante el deseo de salir como bólido a resolver la situación personal del cliente. Esto puede activar un cúmulo de juicios “no es para tanto”, “se está ahogando en un baso de agua”, “es un exagerado”, “el problema es fácil de resolver”, “debería hacer esto”, “le voy a dar dos pistas para que encuentre la respuesta pronto”. Deberemos reforzar en nosotros la confianza en el cliente, en su capacidad y potencial, y favorecer profundizar en su situación para abandonar nuestra apreciación.
  4. Análisis constante de nuestra eficacia como coaches. Cuando acertamos, y nos vanagloriamos, en nuestro desempeño como coaches, distrayéndonos de la escucha que corresponde. Festejamos alguna pregunta, o creemos que los avances del cliente son por obra nuestra. Al hacer esto internamente rompemos la conexión y complicamos la sesión. O, por el contrario, cuando fallamos y nos recriminamos constantemente por lo que hemos hecho inadecuadamente; a veces, porque tememos que el cliente considere que no somos coaches efectivos, angustiándonos su juicio sobre nosotros.
  5. Deseo de curiosidad enfocado más por el morbo que por el aprendizaje. Ante un estímulo preciso que nos revela cierta interioridad e intimidad del cliente, nos decidimos a continuar la exploración solamente por conocer o saber los detalles de su vida, pero sin esperar ni provocar algún tipo de aprendizaje sobre la situación. Nos sumergimos en el agua sin mayor fin que “entretenernos” y no buscamos apoyar al cliente, en este sentido, rompemos la confianza que el cliente ha tenido al ceder al interés, a veces morboso, de hacer preguntar para nosotros y no para él. Esta actitud, en la que podemos sorprendernos, debería encender nuestra alarma interna y obligarnos a retroceder.

Identificar el punto más recurrente al que viaja nuestra mente cuando acompañamos es una labor de compromiso y apoyo integral a nuestros clientes. Es un acto profesional, más allá que una mera cortesía para quien nos solicita acompañamiento.

Recursos adicionales:

Dejo a los escuchas interesados en profundizar esta habilidad un práctico formato de trabajo para descubrir a dónde va tu mente cuando acompañas y efectuar una reflexión personal sobre los temas que hemos abordado en este episodio.

Podrás también en este recurso algunos ejercicios sugeridos para efectuar en próximas conversaciones de coaching asegurando una mejora de tu habilidad de autogestión.

Próximo episodio:

Nuevamente gracias por estar aquí, volveremos a escucharnos el próximo 25 de octubre a las 21:00 hrs, tiempo CDMX. Recibiremos a nuestra segunda invitada de la temporada, Coach María José Silias, quien nos ayudará a desvelar las principales claves de la empatía como la cuarta habilidad que puede revolucionar tu coaching.

¡No te puedes perder esta conversación!

Publicado por Héctor Sampieri

Soy Héctor Sampieri Rubach, coach, speaker y mentor de comunicadores y líderes eficaces. Ofrezco servicios de acompañamiento profesional, en sesiones individuales o grupales, para desarrollar habilidades, descubrir talentos y canalizar oportunidades. A través de mis servicios las personas ganan en lo personal y crecen en lo profesional, logrando enfrentar así de mejor forma los retos y desafíos de su vida cotidiana.

A %d blogueros les gusta esto: